El CLUB UNIVERSO EXTREMEÑO (CUEx), registrado con el núm. 3636 en el Registro Oficial de Asociaciones de la Junta de Extremadura y con C.I.F. nº G-10347482, es una asociación cultural sin ánimo de lucro, independiente y apolítica,  cuyos únicos recursos son las cuotas de sus socios y que pretende realizar una labor social de manera altruista,  considerando que la divulgación de nuestra  cultura extremeña es fundamental tanto para crear arraigo en nuestros pueblos cada vez más desiertos como para fortalecer los vínculos con los extremeños en el exterior y facilitar su retorno.

La idea de su *refundación, el 13-junio-2019, en el Salón de Actos del Colegio de Aparejadores y A. T. de Cáceres,  fue motivada por dos acontecimientos (*realmente fue creado en el  año 2006, pero solo con un fin instrumental para  editar la Revista Universo Extremeño): 

1.- La asistencia de parte de los miembros de su Junta directiva al I Congreso Mundial de Ciudadanía Extremeña en el Exterior,  organizado por la Junta de Extremadura, los días 21 y 22 de diciembre de 2018 en el Palacio de Congresos de Mérida,  formando parte del Grupo de Trabajo Redes de Extremeños en el Exterior (Conexión) y que nos hizo tomar conciencia que se podía promover una iniciativa de utilidad desde la ciudadanía, creando una red que fomente nuevas formas de relación entre la Extremadura interior y exterior.

2.- La organización en el mes de marzo 2019, por parte del actual presidente del Club, de un viaje al Hogar Extremeño de Zaragoza con motivo de su 45º aniversario.  De tal forma que  un autobús con 60 personas partió desde Cáceres para participar en dichos actos y mostrar diversas danzas rituales de nuestra región. Así pudieron disfrutar los emigrantes «extremaños» como les gusta llamarse, con los representantes de sus pueblos. Dicho viaje tuvo multitud de dificultades, pero  ¿Sería ese viaje flor de un día? o quizás, ¿Habría alguna manera de conseguir que esos viajes fueran más habituales y  fáciles de organizar?

Acontecimiento histórico. Las Purificás de Monroy abren las puertas de la Basílica del Pilar. (23/3/2019)

Aunque la base de la cultura extremeña es su historia y patrimonio, compuesto este último por todo lo que heredamos de nuestros antepasados y hemos decidido conservar, ya sean bienes muebles, inmuebles o intangibles, desde nuestro Club queremos tener por referencia la Convención de la UNESCO de 2003 de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial y que fue ratificada por España en 2006, dado que este tipo de patrimonio intangible que se transmite de generación en generación, es precisamente el más frágil y susceptible de desaparición: la lengua, la tradición oral: romances, cuentos, leyendas, refranes, juegos populares.. , danzas y bailes, actos festivos, música popular, conocimientos y saberes relacionados con la arquitectura vernácula, indumentaria tradicional, artesanía, medicina popular, etc. Teniendo en cuenta, que este patrimonio no es algo “fosilizado”, sino algo vivo que está en continua transformación y que cada comunidad  lo hace suyo y recrea constantemente, pues son los que lo crean, mantienen y transmiten, contribuyendo a la cohesión social y fomentando un sentimiento de identidad.

Pero tampoco olvidamos, que la cultura de cualquier pueblo no son sólo sus raíces: costumbres y tradiciones sino que la cultura está constantemente generándose por lo que nuestra segunda referencia internacional será la Convención de la Unesco de 2005 sobre  la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales,  y que nos servirá como base para la promoción del talento joven, creadores y artistas de nuestra región, para que puedan utilizar los hogares extremeños y casas regionales, como embajadores de lujo de Extremadura que son.

Los Tableros de Torre de Santa María en el Parque José Antonio Labordeta de Zaragoza (23/3/2019)

Para ello y partiendo de la base de la divulgación de nuestra cultura, se considera fundamental en primer lugar, una ACCIÓN EXTERIOR, tendiendo puentes con los extremeños de la diáspora para ayudarles a no perder los vínculos con su tierra, fomentando relaciones en ambos sentidos, es decir, por una parte creando flujos de comunicación hacia Extremadura, apoyando hermanamientos, intercambios, encuentros y convivencias para revitalizar los pueblos extremeños que más han sufrido la despoblación y por otra parte, que desde Extremadura se puedan promover actividades y sinergias que faciliten la dinamización de hogares extremeños y casas regionales, atrayendo a la juventud y de esta forma facilitar el relevo generacional.

Incluso más adelante, cuando la asociación esté consolidada, nos parece fundamental ofrecer asesoramiento de manera desinteresada,  sobre los diferentes tipos de ayudas  que convocan periódicamente las instituciones públicas, para los extremeños en el exterior que podría hacer incluso, que se crearan nuevos centros extremeños o se volvieran a abrir los que han cerrado.

Y en segundo lugar, una ACCIÓN INTERIOR, siguiendo los parámetros de la UNESCO, por la que la educación, tanto formal como no formal, debe cumplir un papel básico en la salvaguarda del patrimonio inmaterial, no olvidemos que la AGENDA 2030 de la ONU en relación con la cultura, para cumplir los objetivos del desarrollo sostenible,  considera la inclusión del patrimonio cultural inmaterial en los programas educativos, como básico para una enseñanza de calidad y de respeto hacia la diversidad cultural.

Por lo que un objetivo básico del CUEx, es ayudar para que en los centros educativos se garantice la enseñanza de nuestra cultura, pensamos que hacía una función muy importante, la Semana de Extremadura en la Escuela desaparecida en 1998. Por ello,  si fuera imposible recuperarla actualizándola a los nuevos tiempos, es preciso crear nuevos mecanismos que pudieran realizar la función de aquélla, para  promover actividades que ayuden a nuestros estudiantes a conocer su entorno y así favorecer el arraigo en sus pueblos y conservación de su patrimonio, pues todos sabemos que lo que «el entendimiento ignora el corazón no ama» y lo que no se ama no se cuida.

Por otra parte, se deben crear nuevas vías de comunicación culturales que faciliten el diálogo intergeneracional, pues ya se ha roto la transmisión cultural de antaño, dado que son precisamente las personas mayores las depositarias de nuestro legado cultural.

Para conseguir estos objetivos, pretendemos crear una RED DE RESPONSABILIDAD SOCIAL POR LA CULTURA EXTREMEÑA, promoviendo una ciudadanía activa, desde el convencimiento, que si facilitamos el contacto entre diversas partes, que están en la misma sintonía de sensibilidad hacia la cultura que heredamos de nuestros antepasados, se pueden generar muchas actividades, sin ser siempre dependientes de las ayudas de las instituciones. Por ello animamos a los ciudadanos extremeños y sus descendientes de cualquier parte del mundo, a dar un paso al frente, pues la divulgación de nuestra cultura es compromiso de todos, como así propusieron las instituciones extremeñas un 4 de junio de 1980 con la llamada DECLARACIÓN DE GUADALUPE, aunque en este caso el llamamiento se realiza desde la sociedad civil.

Al fin y al cabo, no pretendemos otra cosa que seguir los dictados y apoyar desde la ciudadanía a las instituciones para su cumplimiento,  de dos normas fundamentales de Extremadura:

1.- Nuestra norma institucional básica, que tanto ciudadanos como políticos debemos respetar, el Estatuto de Autonomía de Extremadura promulgado por Ley Orgánica 1/1983 de 25 de febrero y que después de su  última reforma por Ley Orgánica 1/2011 de 28 de enero, señala en su  art. 3.3. que art. 7.2 que entre los  principios rectores de los poderes públicos extremeños estará: «Fomentar los valores de los extremeños y el afianzamiento de su identidad a través de la investigación, desarrollo y difusión de los rasgos sociales, históricos, lingüísticos y culturales de Extremadura en toda su variedad y extensión, con especial atención al rico patrimonio de las formas tradicionales de la vida de los pueblos, en un marco irrenunciable de pleno desarrollo socioeconómico rural.» y en su art. 7.3.- «Apoyarán el retorno de los emigrantes y lucharán contra la despoblación de las zonas rurales» y art. 68 h): «Contribuirán al mantenimiento de la actividad de las comunidades de extremeños en el exterior y de las relaciones de todo tipo con Extremadura».

2.- La ley 6/2009 de Estatuto de los Extremeños en el Exterior que vino a sustituir a la Ley 3/1986 de 24 de mayo, de la Extremeñidad, señala como sus objetivos en sus arts. 3 b) c): » Contribuir al fortalecimiento de las comunidades extremeñas en el exterior y sus entidades asociativas, favoreciendo su cohesión interna, la eficacia de la acción asociativa y el establecimiento y potenciación de vínculos entre las entidades y entre éstas y la Comunidad Autónoma de Extremadura, así como impulsar medidas que fomenten el regreso a Extremadura de los extremeños en el exterior, así como contribuir al fortalecimiento de los colectivos de emigrantes extremeños retornados.»

Impresiones de la Junta directiva del Hogar Extremeño de Zaragoza (23/3/2019)

¿TE ANIMAS A FORMAR PARTE DE LA RED PARA APOYAR NUESTRA CULTURA?

 

Cerrar menú